viernes, 12 de septiembre de 2008

Dexter: El Defensor Oscuro está de vuelta

El contador de la derecha ya poco significa para mí. Me siento como uno de esos afortunados críticos que han tenido el privilegio de ver antes que los demás, lo que los demás quieren ver YA: el primer capítulo de la tercera temporada de una de las mejores series que he visto en toda mi vida, DEXTER.

Siempre he considerado las críticas sin spoilers más profesionales y elegantes, así que cualquiera que no lo haya visto puede leer tranquilo, y los que lo hayan visto sabrán de qué estoy hablando.

La verdad es que me ha costado un poco volver a conectar con la serie, y eso que hace apenas un mes desde que terminé la segunda. Después de dos temporadas impresionantes, sobre todo la segunda, mis uñas han sufrido de lo lindo mientras me devanaba los sesos pensando qué podían ofrecernos los guionistas ahora que se han desvinculado de las novelas originales por completo y su libertad creativa podía desatarse. Y la verdad es que lo visto hasta el momento no está nada mal. Dexter sigue siendo tan adorable como siempre, aunque me mosquea un poco que desde la temporada pasada se esté volviendo tan impulsivo y se le vea menos perfeccionista. El nuevo personaje, Miguel Prado, no me convencía mucho en los teasers de la temporada pero su trato con Dexter parece señalar que tiene mucho que decirle a nuestro asesino favorito. También habría que destacar el sorprendente cambio de personalidad que sufre Rita (¡Quién iba decir que bajo esa fachada de remilgada estaba esa ardiente leona!) y que me ha dejado la boca abierta al final del capítulo. ¡Joder! ¡Joder!

La ambientación de la serie sigue siendo fantástica, con esos contrastes entre el soleado día lleno de palmeras y esa noche teñida de sangre que aún así no nos quita la sonrisa de la boca porque para qué engañarnos, esta serie va de crímenes, muertes, y sangre pero el buen rollo transpira en cada fotograma de la serie y creo que ésa es una de las claves de su éxito. La banda sonora ayuda mucho en este aspecto, ya que es cojonuda. No he dejado de escucharla desde que me hice con ella. Pero puestos a buscar un fallo, he ahí uno de los puntos decepcionantes de este capítulo. La música es cojonuda, sí, pero creo que en la tercera temporada ya va siendo hora de que innoven y saquen algún tema musical nuevo, que la melodía de la voz en off ya cansa un poquito y las guitarritas de final de capítulo con dexter sacando una conclusión que le ayudará a dar otro paso en la vida también empiezan a oler. Como dije, la música es impresionante, pero espero que no la quemen con un uso tan reiterado.

Pues eso, que esta temporada pinta muy bien, esperemos que la audiencia responda (por lo menos en EEUU) y tengamos Dexter de calidad por muchos años. ¡Larga vida al Defensor Oscuro!

Si buscas bajarte el capítulo, aquí lo tienes.

2 comentarios:

Mrs Jones dijo...

Ya lo de Rita y su cambio de personalidad es bastante curioso(otros solo cambian de look, como Debra).

Aunque yo echo de menos al que ya no está...

Gaziello dijo...

Sí, verdad??? Da la impresión de que ya nadie se acuerde de él!! Pobre... no entiendo cómo Dex no se siente más culpable por lo sucedido... ya sé que no fue él quién hizo el acto final, pero sí que provocó la situación!

En esta temporada tampoco le he visto muy culpabilizado cuando la caga. Vale que puede que el tío ese no sea un angelito, pero...

(que dificil es hablar sin spoilers!)