jueves, 13 de noviembre de 2008

Perfecta Simetría


Hoy me apetece hablar sobre el nuevo disco de Keane, un grupo inglés que llevo escuchando desde que aparecieron. Tocaron en Madrid hace apenas unos días en Madrid, y el cartel de ENTRADAS AGOTADAS aún me tortura por las noches... otra vez será. Antes de nada, hay que decir que este grupo podrá o no gustar, pero no se puede negar que tiene un estilo propio (malditos ingleses, ¡son tan buenos!). La música de este grupo es cautivadora, me sumerge en un mundo sensaciones, como si de una película de Michel Gondry se tratara, como si todo a tu alrededor fuera un mundo de dibujos animados que te acompañan por el camino con una positividad que se disfruta en cada uno de sus estribillos. Sus dos primeros discos son para mí ya clásicos a los que todo aficionado a la música debería dar una oportunidad sí o sí, y este tercer LP va por el mismo camino.

Y es que gran parte de la magia de este grupo reside en dos elementos fundamentales: la voz de Tom Chaplin y el uso predominante del piano (tanto eléctrico como clásico) como instrumento principal en lugar de guitarra. Pero tampoco hay que olvidar que tienen un olfato para buscar nuevos sonidos que no deja indiferente a nadie que posea un poco de oído musical. En este nuevo disco el grupo parece haber querido ofrecer algo nuevo, tal vez acorde con la tendencia electrónica de la música actual iniciada por (en mi opinión) Timbaland en el hip hop. Y a mi me encanta el resultado. Si los dos últimos discos eran monumentos del piano rock, éste demuestra que el grupo formado por Chaplin, Tim Rice-Oxley y Richard Hugues no es de los que se duerme en lo laureles y buscan nuevas formas de transmitir su energía introduciendo nuevos elementos que no han demacrado lo más mínimo su esencia y su estilo. Y aquí quiero darle el mérito a Tim Rice-Oxley, compositor y alma del grupo. Tim, eres el puto amo. Queda dicho.

Algunos oyendo su música de estudio podrían tratar de argumentar que en directo seguramente bajen el nivel. Pues hay que joderse, no. No sé de dónde saca Chaplin la fuerza para cantar más de dos canciones seguidas pero lo hace y con sobresaliente. Ay, el concierto que me perdí...

El único punto flaco de este grupo para mí son sus videoclips. Son tan flojos... creo que la energía de su música no se ve reflejada en las imágenes. ¡¡Deberían ser más dinámicos, más enérgicos, vibrantes!! Y contar una historia, no simplemente verlos tocando en un garaje vacío, en un bosque, en el jardín de su abuela que sé yo... This is the Last Time se salva de la quema por el subidón final pero como profesional de la imagen me quedo insatisfecho... un día haré un vídeo de una canción y la colgaré aquí.

Spirraling, la primera canción del disco empieza de una manera tan distinta a lo que había oído de ellos que tuve que volver al iTunes a ver si me había equivocado de grupo. En el estribillo ya me habían conquistado con esos coros que gritan ¡uuuuh! dándole a la canción ese toque perfectamente equilibrado de cachondeo junto a una melodía preciosa a golpe de piano distorsionado. Pero las dos canciones que para mí se merecen una ovación son Better Than This un himno al esfuerzo y la dedicación (de la que ya os hablé hace poco) y Again & Again. Éste última es el ejemplo perfecto del nuevo rumbo tomado por el grupo, con un uso magnífico de los sintetizadores como jefes de la melodía. Que más puedo deciros aparte de ¡VIVA KEANE JODER! Escuchadlos ¡¡joder!!:

2 comentarios:

Lorenzo dijo...

¿Qué te voy a decir? Keane, junto con Coldplay son mis grupos favoritos, pero si que es cierto, que los primeros a diferencia de los segundos experimentan algo más. Muchos dicen que el tercer disco NO es Keane, pero yo creo que su alma sigue ahí, y que los grupos que exploran se acaban prolongando en el tiempo. Si se estancasen la cosa acabaría aburriendo. Si, lo diré con la boca chica para no levantar odios, pero fui al concierto, y es cierto que Tom canta impresionantemente bien. Y si, el alma es Tim de cabo a rabo. Se le ve que es él quien mueve el cotarro. Volverán a Madrid, porque siempre vuelven y espero verte ahí Cristo.
Ah! Y aunque ahora lleven guitarras, creo que han hecho bien metiéndolas, da un sonido más completo, porque no han cometido el crimen de quitar el protagonismo al piano. Si hiciesen eso, si que dejarían de ser Keane.

Mrs Jones dijo...

Pues no sé, yo nunca les presté la atención suficiente. Compré el primero cuando salió, pero me decepcionó un poco, y luego tengo amigos que los han visto en directo y dicen que sí, que son muy buenos pero "yo de vez en cuando les metería un guitarrazo..."

(con lo cual, lo de añadir guitarras parece una buena idea :))