martes, 16 de diciembre de 2008

Crónica y análisis del apasionante mundo zombi (I)


Esta noche las calles están silenciosas. Hace semanas que no oigo una voz humana. Ellos tampoco. Por eso están tan callados, tan quietos. Me pone de los nervios, casi preferiría que armasen algún tipo de jaleo. El tiempo ya ni siquiera parece que existe, todos los relojes perdidos, rotos, colgados de miembros inertes de cadáveres que adornan miles de barricadas, habitaciones y callejones de esta ciudad muerta.

¿Estoy vivo? ¿Es esto vida? Refugiado en un lugar seguro, sí. Prisionero también. Prisionero de los que hasta hace poco eran mis aliados, mis semejantes. Pero todo eso ya pasó a peor vida. Estoy solo viviendo la única vida que queda. Creo que soy el último, y aunque no lo fuera tengo claro que nuestra raza está condenada. Tal vez ellos tengan razón de reinar, son mayoría. Ya no tengo motivos por los que seguir resistiendo. Pero qué le voy a hacer, me viene de familia, los Alcavadore somos testarudos. Aprieto el gatillo, y el calor me inunda la mano mientras una bala del calibre 22 surca el cielo en dirección al espacio, como si tratara de escapar de esta maloliente pesadilla. Pero no alcanzará el espacio, no. La gravedad terrestre gastará su impulso y la devolverá a la dura realidad de este mundo muerto. Yo tampoco puedo seguir escapando de esta pesadilla.

Ya están aquí. Tal y como esperaba, me han oído. Gimen y arañan la puerta con saña, pidiendo mi carne. Venid por mi cabrones, estáis en vuestra casa.


Los zombis para mí son algo más que simples monstruos de halloween. Como muchos seguidores del género de los muertos vivientes, mi pasión por este género de terror nació en 1996 con la llegada al mundo del videojuego Resident Evil. Este juego reúne muchas características que hacen especial al género zombi (a partir de ahora género Z), una de ellas siendo su entramado y elaborado guión. Y es que al contrario de lo que muchos piensan, las relatos Z no son generalmente simples historias gore en el que la sangre emana como pozos de petróleo y la muerte acecha constantemente a los protagonistas con forma de caníbales cadávericos (que también).

Para empezar, habría que entender qué son los zombis. La gran diferencia entre estos seres y los demás monstruos típicos de la ficción es el profundo golpe psicólogico al que someten a los protagonistas. Estamos hablando de un enemigo en el que nos vemos reflejados constantemente, que puede haber sido hasta el más cercano de nuestros allegados. Una plaga que puede infectar y destruir todo lo que nos importa, y lo que es más, a nosotros, despojándonos de todo nuestro orgullo quitándonos nuestra mayor redención: descansar en paz. Ahí radica un punto muy interesante de estas historias, y son los conflictos que la existencia de estos seres producen en las relaciones de los supervivientes, obligando a todos los personajes sacar todo lo que de verdad tienen dentro a base de destruir todo lo que la sociedad acomodada ofrecía antes de su llegada, abriéndonos los ojos para contemplar lo artificiales e inútiles que son nuestras vidas en realidad. Esto proporciona un marco de violencia psicológica potentísima en el que nada está escrito y que proporciona al espectador una enorme intriga sobre cómo podrían superarse las barreras del entendimiento para lograr la supervivencia.

Continuará en el próximo post...

5 comentarios:

Fab dijo...

Que seres tan entrañables...(de entrañas claro..)

En fin, mucha gente te habrá aconsejado jugar al Left 4 Dead o ver cualquier peli de Romero pero yo te voy a aconsejar algo más original Fragile. A mí no me convenció del todo pero a mi novia le encanta.

Fab dijo...

Bueno, dice mi novia que como no te he recomendado también una pedazo obra maestre como Muertos Vivientes. La verdad es que este cómic es una auténtica maravilla.

Gaziello dijo...

Por dios, Muertos Vivientes la tengo hasta el volumen 8, un fan de los zetas no puede llamarse como tal hasta haber leído la obra mestra de Kirkman!! Fragile no lo he leído, tiraré por ahí.

El Left 4 Dead no lo he probado tampoco, aunque tengo ganas. Pero hay una cosa que no me gusta y es que los zombis corren (espera a que te explique en los próximos postos lo que yo consiedero un zombi de verdad xDD)

Gaziello dijo...

Por cierto, tu novia mola! xDD

Fab dijo...

Mi novia es la mejor! friki*COUGH *COUGH ;)

Los zombies que corren no son zombies, son infectados. xD