martes, 23 de diciembre de 2008

El Cabalero Oscuro envejecerá muy bien


Anoche disfruté por segunda vez de esta película que "la ha liao parda" este año en las taquillas de todo el planeta aprovechando que mis hermanos habían recibido el dvd como regalo de Navidad y que el proyector+sofá de cuero estaban libres de indeseables. HE de confesar que la primera vez vez que ví esta película me lo pasé bien, pero secretamente me guardé para mis adentros una cierta decepción. No sé si el enorme hype que provocba su rodaje, las impresionantes críticas, la obsesión de mis amigos frikis por ella, etc. acabaron por hacerme esperar algo distinto a lo que ví. No obstante, la peli me encantó, sí, Heath Ledger estaba increíble. Pero no entendía del todo esa exacerbada obsesión por elevar el film al olimpo de la historia del cine, me sentía como si la película lo mereciera pero no sabía porqué. De ahí que esperaba que un segundo visionado me aclarara las ideas. Y lo hizo.

Está claro que esta película (y Begins) han marcado un hito en el cine de superhéroes por la seriedad que han aportado al género. Parece que por fin alguien ha entendido que muchos lectores de comics y frikis tienen algo bastante más de 18 años y nos han regalado una obra a la altura de lo que esperábamos muchos. Puedo recordar cómo anoche tenía por momentos la impresión de estar viendo una película de Michael Mann (el atraco del principio) o de Ridley Scott. La compleja trama se disfruta más la segunda vez porque uno puede detenerse a apreciar los detalles, las escenas de acción me gustaron más y Maggie Gylenhall me gustó aún menos (no la critico como actriz, pero es que físicamente no me pega para el papel) pero hay una cosa que me ha quedado clara: El Caballero Oscuro envejecerá muy bien porque es una gran película. Y punto.

1 comentario:

Fab dijo...

A mí me ha gustado mucho, esta más que Beggins incluso ya que la máquina para evaporar el agua fue un momento demasiado "WTF!" A ver si consigo ver la enversión original que seguro que gana muchísimo.